DestacadosGranos

El mercado se necesita revigorizar, lo presente tiene precio. ¿Cuál es el valor real?

Por Celina Mesquida I RJO’Brien – Directora de Agroeducación

Uno de los momentos más importantes para el mercado en un ciclo tan particular como el presente, es este punto de inflexión que estamos atravesando. La próxima semana el USDA publicará dos informes simultáneos que nos destacan dos velocidades diferentes y dos polos que pueden estar relacionados o no. Uno de existencias trimestrales que es un barómetro de la campaña vieja o en curso y básicamente mide la demanda del segundo trimestre del ciclo comercial americano y, el segundo de intenciones de siembra que es un sondeo exclusivo del nuevo ciclo de cultivos. Estas hectáreas por sembrar no afectan los stocks finales del ciclo en curso ya que este culmina el 1 de septiembre. Por lo tanto, la historia muestra que existen años donde un informe puede ser alcista y el otro bajista todo el mismo día y en el mismo momento. 

Para el caso de soja, 7 de los últimos 16 años han evidenciado informes contradictorios entre stocks trimestrales y área y para maíz 10 de los últimos 16 años han sido de ese modo. A pesar de esta contrariedad entre campañas, no existe una estadística que muestre direcciones opuestas entre posición julio/ diciembre maíz y julio/ noviembre soja el día del reporte. Con todo esto es importante destacar que a pesar de una relación soja/maíz a favor de la soja, las apuestas están inclinadas a sembrar mas maíz, los recuentos previos y el avance de siembra muy por encima de los últimos años en el Sur de USA muestran una tendencia sesgada hacia más superficie de maíz. 

Por otro lado, el centro del espectáculo continúa siendo el aceite de soja y todos los aceites vegetales. La demanda de aceite de soja para biodiesel sostiene los precios flat en USA ya que los mezcladores temen no tener suficiente cantidad de aceite vegetal para cumplir con las nuevas políticas de “energía verde” propuesta por el presiente Biden. Pero es importante destacar que en la ultima semana el contrato de aceite de soja rompió la correlación con el petróleo. Europa con nuevos anuncios de encierros para evitar contagios masivos de COVID espanta a los especuladores de los mercados accionarios y el petróleo.

La cosecha brasileña de soja casi se ha normalizado con un 60% de avance frente a un 63% en promedio de los últimos años. Mato Grosso con el 92% cosechado. Brasil ya ha embarcado 7,62 mill de t de soja en lo que va de marzo y se espera que carguen otros 6,59 mill de t antes de fin de mes. Algunos analistas indican que las exportaciones de soja de marzo podrían alcanzar los 16,1 mill. de t, récord de los récords en envíos.

El etanol también mantiene su posición a pesar de los mercados energéticos debilitándose. La semana pasada, la producción de etanol fue la más grande en 12 semanas y a solo 6.2% por debajo del año pasado (que aún no estaba impactando el efecto COVID), será interesante observar la producción de las próximas semanas en este sentido.

Nos aproximamos a un mercado vertiginoso que tal vez nos haga sacudir los rangos de las últimas semanas. A prestar mucha atención al movimiento de los spreads entre las posiciones de cosecha nueva y vieja. Se necesitará una menor demanda de China o una mayor producción sudamericana para mantener el balance de soja estable en USA. La demanda está lista para comprar ante un quiebre. ¿Quién estará dispuesto a vender ante un rally?

@celimesquida Celina Mesquida I RJO’Brien – Directora de Agroeducación

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

whatsapp icono