Economía

Parar la baja de retenciones es suicida

Salvador Di Stefano| INFORME ESPECIAL PARA AGROEDUCACIÓN
Para los periodistas que desconocen los números del campo, y en especial para los economistas que recitan recetas sin conocer los costos productivos, le enviamos estos costos que operan en el sector de la soja.

 

Supuestos de rinde 40 quintales y alquiler 16 quintales. Precio U$S 280 la tonelada a cosecha. Zona Núcleo

Ingresos brutos                            U$S 1.120
Costos directos                            U$S 221
Cosecha                                            U$S 90                             Los costos suman U$S 661
Gastos Comercialización       U$S 200
Gastos de Estructura                U$S 150
Resultado dueño                         U$S 459
Alquiler                                             U$S 448
Resultado Arrendatario          U$S 11

 

Resultado dueño
Cuando mencionamos resultado dueño de U$S 459 por hectárea tenemos que detraer los impuestos y tasas viales que se pagan por una hectárea de tierra más los costos de un contador que realice sus declaraciones juradas, que asciende a U$S 100 por hectárea.

El resultado final para el dueño de un campo asciende a U$S 359,00 por hectárea. Si a esto le estamos el pago del impuesto a las ganancias te deja un resultado de U$S 233 por hectárea.

El valor de una hectárea es de U$S 15.000 por ende la utilidad es del 1,6% anual sobre el capital. Vale recordar que un bono argentino a 10 años tiene una rentabilidad del 7,3% anual neto de impuestos.

Resultado dueño que lo da en alquiler

Para el dueño de un campo que lo da en alquiler tiene un ingreso de U$S 448 por hectárea, hay que restarle los U$S 100 de impuestos inmobiliario, tasa vial y costo de un contador, y quedan U$S 338 de utilidad. Si le restamos el impuesto a las ganancias, la utilidad disminuye a U$S 220, que comparados con el valor de la hectárea en U$S 15.000 la rentabilidad sobre el capital es de 1,5% anual.

Resultado del emprendedor que alquila el campo
Lo dramático es la utilidad para el que arrienda el campo, en este caso estamos hablando del 70% de los emprendedores del campo Argentina, ya que solo un 30% de los dueños trabaja su campo, el resto lo da en arriendo.

Este emprendedor, que asume invertir mucho dinero a cielo abierto, y con una variable incontrolada como es el clima, ganaría en la próxima campaña U$S 11,00 por hectárea. Si le restamos el pago de impuesto a las ganancias, su utilidad se reduciría a U$S 7,15, por ende, trabaja para cambiar el dinero, ya que la ganancia es mínima.

Si el gobierno nacional congelaría a partir de agosto la baja de retenciones, el precio futuro de la soja caería de U$S 280 a U$S 260 la tonelada, con lo cual el hombre que arrienda pasaría a perder U$S 69 por hectárea y sería una tragedia para el campo.

Conclusión
Damos a conocer estos costos para que no se hable con tanta liviandad del sector, que lejos de estar enriqueciéndose, sus utilidades están por debajo de la amortización natural de la tierra, o de la inversión que realiza el emprendedor.

Para la campaña actual le recordamos a los periodistas y profesionales de la economía que la sequía dejo a los productores con un rendimiento 35% inferior al esperado, lo cual implica un quebranto considerable para todo el mercado. Esto se aprecia en la profunda caída de actividad en muchos pueblos productivos del interior.

Hacer soja es solo rentable en la zona núcleo, Sur de Córdoba, sur de santa fe y norte de Buenos Aires. Para el resto de la Argentina con rendimientos promedio de 30 quintales sembrar soja es directamente a perdida con los precios actuales.

Vale recordar que el precio actual de la soja en Chicago es el más bajo de los últimos 10 años. Los costos de alquiler son en especie, lo cual la devaluación no los licua, al igual que los precios de semillas, fertilizantes, maquinarias, transporte que están totalmente dolarizados. Hay un mito popular que indica que la devaluación ayuda, pero en realidad lo que más ayudaría serían mejores medios de transporte, mejora en la infraestructura vial, menos impuestos y crédito a tasas razonables.

Somos profundamente admiradores de muchos profesionales de los medios, que con sus comentarios ayudan a clarificar la realidad económica y política, este texto pretende ayudarlos a conocer con números reales la realidad del sector.

Los costos fueron tomados de la revista especializada márgenes agropecuarios, y datos tomados de las realidades de mercado. Los precios son tomados del mercado de futuro, se tomó un precio de U$S 280 cuando en realidad la posición mayo de 2018 cotiza a U$S 274 la tonelada, para forzar la muestra y mostrar que los márgenes son verdaderamente ajustados.

Ante cualquier duda nuestro e mail es salvador@salvadordistefano.com.ar mi teléfono es 0341 156 417296

Salvador Di Stefano| Docente de Agroeducación

Publicaciones relacionadas

7 comentarios

  1. Coincido con el resultado para el que produce.
    Pero para nada coincido con el resultado del dueño del campo. No queda dueño que haya pagado ese valor por la tierra, esa valorización fue posterior al momento que se compró el campo.
    Si el problema es que rinde poco contra otra inversión, entonces que la venda y compre bonos.
    Nadie en su sano juicio lo haría.

  2. Salvador no gastes pólvora en chimango, el medio pelo envidioso y fracasado jamás entenderá esto y peor aún está convencido que mentís, que los productores agropecuarios «la juntan con una pala» según su pequeño cerebrito». No se si tuviste en cuenta en tu cálculo Ingresos Brutos, sueldos y jornales, gastos de estructura, mantenimiento y reposición de maquinarias, etc. etc. etc. Durante la gestión kirchnerista el estado llegó a llevarse el 94% de toda la producción. Por eso cuando leo las opiniones de esos gansos me dan ganas de vomitar.

  3. Maestro, me gustó mucho la nota porque incluso se ocupa de desmentir algunos mitos que de tanto repetirlos se han instalado en el imaginario de los que ignoran casi todo sobre el campo. Pero, siempre hay algún pero, en esta nota se calcula sobre un supuesto de rinde 40 quintales y alquiler 16 quintales . Si estamos hablando para los que «desconocen los números del campo», me hubiese gustado que se explique más claramente que esto puede suceder solo si no falla la cosecha, y en la zona núcleo, que es un pequeño círculo en el mapa nacional. Pero aún así, ¿quién trabajaría un campo pudiendo ganar doble y seguro alquilándolo? Si como dueño y pegando una cosecha muy buena me quedan 233 dólares y alquilándolo 488 dólares sin inversiones ni riesgo, no hay ni que pensarlo. Soy periodista y no me confundo fácilmente pero creo que estas son las cosas que a veces confunden a la gente que no está en el tema. Se aclara como al paso que fuera de la zona núcleo no conviene producir, pero quizás habría que destacarlo desde el comienzo de la nota (y no es que quiera corregirle la plana al maestro, es solo un punto de vista), y no estaría demás recordar como al pasar que últimamente fracasa una de cada dos o tres cosechas.
    Los gobiernos toda la vida calcularon sobre cosecha segura, siendo que casi siempre hay un tercio de la superficie cada año al que no le llueve o le llueve demás, pero los gobiernos, los estadistas y los periodistas, nos guiamos sobre el promedio general para calcularle las ganancias al productor. Disculpe si estoy equivocado. Vivo en el centro-oeste de Entre Ríos, en Crespo, donde he tenido la oportunidad y el gusto de presentarlo a usted al público en un par de disertaciones que dio aquí.
    Dato adicional: En esta zona se está pagando 7 qq de soja x hectárea, bajando a 6 y en algunos casos menos, por eso se sigue sembrando.
    Cordiales saludos. Luis.

  4. Excelente! Es hora q alguien sepa transmitir mensajes para desmitificar el sector. También es cierto q hay q pagar Gcias y dejar de vender en groncho!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

whatsapp icono