DestacadosEconomía

A 10 semanas de las legislativas, venden U$S 500 millones por semana

Por Salvador Di Stefano I Economista y Director de Agroeducación

El gobierno está en una transición, el gabinete podría ser la prenda de cambio en la interna de la coalición gobernante. El mundo no nos sonríe. Estamos lejos de un acuerdo con el FMI, la soja y el maíz valen un 33% menos que en el primer semestre.

¿Cómo anda todo?

. – Muy bien, el Banco Central vende U$S 500 millones por semana, los nuevos cepos bajaron considerablemente el volumen en los bonos que se utilizan para comprar dólar MEP y eso hace que el gobierno malgaste menos bonos y dólares para contenerlos. Está claro que el mercado busca el refugio del dólar, mercadería o activos en general antes de las elecciones.

¿Cómo ves el resultado?

. – No voy a emitir opinión al respecto, si se equivocan los encuestadores, como no me voy a equivocar yo. De todas formas, veo un clima muy raro.

¿A que te referís?

. – No hay dudas que estamos frente a un cambio de gabinete en el gobierno nacional. La figura presidencial está en baja, ya sea por los festejos de cumpleaños como por la inacción antes la crisis sanitaria y económica. Daría la sensación que la coalición gobernante redefinirá roles para lo que falta del año. Esto implicaría un cambio de gabinete y nuevas definiciones económicas.

¿Qué me querés decir?

. – No estamos ni por asomo cerca de un acuerdo con el FMI. Es cierto que en la reunión del mes de octubre nos bajarán la tasa de interés del 4% al 1%, ese no es un logro de este gobierno, es la buena voluntad de los países avanzados sobre el mundo emergente. Hay en carpeta una reforma tributaria que podría elevar las alícuotas de los impuestos patrimoniales, y habrá definiciones sobre el ajuste por inflación en el impuesto a las ganancias (no serán favorables al emprendedor). La corte suprema avaló algunos tributos que son desfavorables al sector privado. Está claro que no hay ideas de cómo recuperar la actividad económica, y quieren seguir intentando vía mayores impuestos, van directos al iceberg.

¿Cómo vienen los precios en Chicago?

. – Las materias primas agrícolas no paran de retroceder, quisiera encontrarme con quienes pronosticaron la soja por encima de los U$S 600 y el maíz arriba de U$S 300, hoy están en U$S 470 y U$S 210, el que no vendió perdió una oportunidad histórica, y deberá preparase para pagar una gran suma de impuesto a las ganancias si no vende cuanto antes y compra insumos.

¿Crees que los insumos seguirán aumentando?

. – Las importaciones seguirán en aumento porque los fletes marítimos están aumentando, no hay fecha de ingreso de mercadería y la escasez hará que los precios se espiralicen.

Conclusiones

. – Faltan 10 semanas para las elecciones legislativas, y una semana para las PASO, creo que tendremos muchas sorpresas en el camino.

. – La primera sorpresa será el resultado de las elecciones, que hoy es impredecible y nos dejará un mapa político de oficialismo y oposición. Creo que sobrevendrá un cambio de gabinete, y el contexto internacional terminaría definiendo una probable suba de tasas en Estados Unidos.

. – No veo un acuerdo con el FMI, habrá más presión para comprar dólares y mercadería, con lo cual inflación y devaluación irán de la mano.

. – El tipo de cambio oficial no se puede mantener en una tasa de devaluación del 12% anual, creo que vamos a un movimiento sísmico del tipo de cambio oficial en el verano, y a corto plazo ese movimiento de placas impactará en el dólar MEP. Si hay nuevo gabinete de ministros, habrá una nueva política monetaria y cambiaria.

. – Martín Guzmán es número puesto a salir de la cancha, sus diferencias con el presidente del Banco Central son notorias, y no podemos seguir incrementando pasivos monetarios al ritmo actual.

. – En las próximas 10 semanas habrá nuevo rumbo económico, el mercado está con pocas ventas, los gastos de estructura son muy elevados y las empresas no tienen rentabilidad. El Banco Central toma medidas monetarias que dejan al sector privado sin crédito. Si las empresas ven estancar sus ventas, y no hay financiamiento a tasa baja, las convocatorias de acreedores serán una información cotidiana para el mercado.

. – Mientras haya políticos que financien el consumo, habrá empresas que necesiten dinero para capital de trabajo y no lo consiguen, la consecuencia es que estamos corriendo de atrás al problema. En este escenario, todos los caminos conducen a buscar un refugio en mercadería, dólares o inmuebles. 

Por Salvador Di Stefano I Economista y Director de Agroeducación

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

whatsapp icono