DestacadosGanaderíaNovedades

Más stock ganadero

Hay más hacienda en el campo, cayó el precio y la demanda de carne del exterior, más oferta de vacuno y bolsillos flacos en el mostrador.

El mercado ganadero sufrirá transformaciones importantes en el segundo semestre. En primer lugar, se estaría confirmando una suba muy importante de cabezas en el resultado de la primera vacunación, lo que podría estar presagiando una suba del stock ganadero de más de 500.000 cabezas.

Resulta llamativo que esté subiendo el stock y el gobierno tenga reguladas las ventas al exterior. En la actualidad vemos un escenario difícil, ya que estarían cayendo los precios internacionales, y China no estaría demandando mercadería en la actual coyuntura. 

Los frigoríficos perdieron las ventas que podrían haber realizado en el primer cuatrimestre del año, y hoy penan por la mercadería que está en las cámaras. Esto genera un alto costo financiero que termina dañando el sector. 

La faena del mes de mayo ascendería a 1,18 millón de vacunos, mientras que, para los primeros 5 meses del año, suma 5,35 millones de vacunas, similar cantidad que la faena de los primeros 5 meses del año 2021, apenas 100.000 cabezas menos.  

Sorprende la mayor cantidad de vacas, novillos y toros en la faena y llama poderosamente la atención la menor cantidad de hacienda liviana. 

Para los meses venideros vemos un escenario difícil, ya que los precios de la exportación no son los mejores, y hay una caída en la demanda. Esto obliga a ofertar mercadería en el mercado interno, lo que genera que los precios no puedan convalidar mayores subas. La hacienda liviana se estancó en valores de $ 330 a $ 340 el kilo en pie. 

Los precios de los terneros también aflojaron y ya no se convalidan valores superiores a los $ 400. El maíz comenzó a ceder en precios con la llegada de la cosecha tardía, Brasil tuvo una buena campaña de segunda y esto le dará sustento a precios que seguirán calmos. Todo esto debería ayudar a que los establecimientos de engorde a corral sigan mejorando su rentabilidad. 

Nuestra conclusión es que el gobierno se volvió a equivocar al limitar las exportaciones en la primera parte del año, dejando a un mercado cargado de mercadería para vender, hoy no tiene buen precio ni tampoco una gran demanda. El mercado interno no logra dinamizar buenos negocios ya que el salario real es muy bajo y hace que el consumo siga en niveles bajos. 

Bajo el esquema actual, vemos una gran oferta de ganado, en especial novillo y vacas, y poca oferta de hacienda liviana de calidad que podría mostrar mejores precios en el mes de julio, cuando el mix de subas salariales y aguinaldo inyecte más pesos a la plaza. 

La enseñanza que nos deja esta coyuntura es que nunca hay que limitar exportaciones, nadie sabe qué ocurrirá en el mundo a futuro. El cierre de China por Covid y la guerra entre Ucrania y Rusia han impactado negativamente en los precios.

Por Salvador Di Stefano | Director de Agroeducación.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

whatsapp icono