DestacadosGranosNovedades

2022 no es un año para productores con problemas cardíacos

Después de arrancar el año con valores en los granos nada despreciables, tras la invasión rusa a Ucrania se desató un alto temor por un posible desabastecimiento de algunos granos, fertilizantes y otros commodities, se desató un frenesí de demanda de los países importadores y los precios internacionales se lanzaron a una carrera donde no había un horizonte claro, es así que en menos de 1 mes el Trigo subía un 80% su cotización, llegaba a sus máximos de todos los tiempos, el Maíz y la Soja en Chicago en pocos meses registraban máximos no vistos desde 2012, petróleo en máximos desde 2008, mientras que los aceites de Soja y de Palma  alcanzaban máximos nunca vistos. Hoy la posición contínua en Chicago de Trigo, Maíz  no difiere mucho de valores de inicios de año y la de Soja no alcanza a estar un 10% por encima.

Otros factores se fueron sumando al vértigo que nos trajo 2021, como una inflación global que comenzó a descontrolarse, pero las medidas no llegaron a la velocidad esperada y se pasa a un ritmo más acelerado en la suba de tasas de EEUU a lo que nos tenía acostumbrados en otros momentos mientras que la U.Europea tras las sanciones impuestas a Rusia se encuentra una contramedida de una fuerte reducción en el suministro de gas del cual depende, por lo que la suba de tasas se le hace más difícil ya que las perspectivas de una recesión crecen  junto al descontento del pueblo por los fuertes aumentos de los energéticos en general incluidos la electricidad.

El USDA en su informe mensual correspondiente a oferta y demanda mundial, comunicado la semana pasada, no colaboró para sostener los precios de los granos ya que   la ecuación final llevó a los Stocks finales globales 2021/22 y 2022/23 a resultar por encima de los niveles promedio esperados, aun cuando en el caso de la Soja resultaran por debajo del mes anterior. 

Mientras pasaron los meses Ucrania logró pasar de exportar alrededor de 0.5MTn el primer mes de la invasión a casi unas 2MTn y está gestionando tratos con otros países vecinos que le permitiría aumentarlas en otras 0.5MTn, obviamente todo tiene un mayor costo y se mantiene lejos de las 6MTn que podía manejar antes del conflicto. 
Supuestamente en la semana se firmará un trato que permitiría liberar buques con granos almacenados en puertos ucranianos. El mercado ya fue tomando la noticia y parte de la baja que implicaría ya está en los precios. 

En el sector especulativo (Managed Money) también tuvo sus responsabilidades en los movimientos de precios y de momento sus posiciones se fueron reacomodando, de tal manera que porcentualmente los 3 granos manejan un volúmenes bastante parejo con el promedio de los últimos 14 años (aun bastante comprados en Maíz y Soja y moderadamente vendidos en Trigo). Una mirada un poco más lejos, como mediados del mes de agosto, el promedio de los 14 años nos da en Maíz y Soja unos 4 puntos debajo de donde se encuentran ahora (resultando en unas 9MTn menos 5 MTn menos respectivamente y poco cambio en Trigo), esto es relevante ya que si el clima se mantiene medianamente favorable, la historia indicaría continuidad de salida de los fondos y bajas en los precios.

Del lado del Clima, hay varios puntos clave con ásperas condiciones, como por ejemplo el núcleo maicero sojero de EEUU con pronósticos para las próximas semanas son de altas temperaturas (aunque no extremas) con lluvias por debajo de lo normal y en plena floración de Maíz Soja y espigado de Trigo de primavera. En Europa, Francia Y Alemania no tienen las mejores las perspectivas meteorológicas y aunque no afectarían su trigo ya que están avanzados en su cosecha, si afectaría al Maíz y otros cultivos. La proyección de altas chances de que la Niña se manifieste hasta el inicio de nuestro verano, tampoco es bueno para las perspectivas del Trigo Argentino, aunque contrariamente suele ser positivo para Australia (extraño fue el caso del 2021 donde con Niña resulto en un excelente año para ambos en Trigo/Cebada). 

Quedan meses donde se esperan mayores subas de tasas para controlar la inflación, EEUU de momento la tiene fácil dado que la fuerza laboral no se ve resentida, ni tiene los graves problemas energético de la U.Europea. Así que seguramente veremos más agresividad del lado de EEUU en subir tasas y secar un poco al mercado y probablemente el Dólar siga fortaleciéndose más (pasó de 1.13 Dólar por Euro a inicios de año a estar actualmente casi a la par) lo que no es un factor favorable para la cotización de los commodities.

Después de muchas palabras y si no sucumbieron con las grandes oscilaciones de precios de los primeros meses, lo que les indicaría un buen doctor es Vacúnense Ya. Traducido a nuestro mercados es comprense un seguro de precio, tienen Futuros y Opciones para hacer la combinación que mejor se adecue a su posiciones tomadas.  Desde mi punto de vista aún quedan aún factores de posibles alzas, pero en mayor grado parecen apuntar a la baja.

Por Marcelo Accari – Analista de Mercado / Morgan García Mansilla y Cía SA

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
whatsapp icono