Trigo en plena cosecha, ya es hora de ponerlo a resguardo

Hernán Fernández Martínez | Fuente: clarin.com

Muy Buenos días! Las hojas del calendario vuelan y ya han comenzado las discusiones familiares sobre “¿dónde pasaremos las fiestas este año?” pero antes de las mismas tenemos algunas cosas relevantes por resolverse aún.


Desde el mundo…

Claro que seguimos mirando de cerca la larguísima Guerra Comercial entre China y Estados Unidos que parece estar llegando a su fin. De hecho, según nos informa por twitter el propio Donald Trump, se está buscando lugar para la firma de la Fase 1 del acuerdo que involucra el 60% de los temas en discusión. Nunca sabemos hasta dónde es verdad, pero sin dudas hay algo inobjetable, muchos de los más importantes índices accionarios más importantes del planeta han tocados sus máximos históricos, NASDAQ COMPOSITE, llegó a su máximo nivel en 45 años de historia, STANDARD & POORS 500, llegó a su máximo nivel en 90 años de historia y el DOW JONES a su valor más alto en 100 años de vida. Podemos inferir entonces que quienes están comprando activos financieros en semejantes proporciones están buscando anticiparse a potenciales disparadas en los precios de esos activos generadas por la tan esperada “FIRMA”.

Desde Sudamérica…

No les contaría nada que no sepan si habláramos de Chile o de Bolivia pero queremos hacer foco en Brasil, país de enorme importancia para la Argentina, entre otras cosas por ser nuestro más importante socio comercial. En 2018 representó el 18% de nuestras exportaciones totales. El país carioca es sin dudas uno de los grandes del mundo y hace tiempo que, nos guste o no, “hace su juego”. Forma parte de los BRICs (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), grandes países emergentes que agrupan el 23,50% del Producto Bruto Global y el 16,30% del Comercio planetario. El presidente brasileño Jair Bolsonaro se encuentra hace algún tiempo planteando la potencial salida de Brasil del Mercosur por considerarlo, irrelevante para su país y tener discrepancias políticas con algunos de sus socios. Esto se ha exacerbado en los últimos tiempos con la victoria de Alberto Fernández el 27 de octubre pasado. Al mismo tiempo debemos recordar que Brasil se encuentra negociando un Tratado de Libre Comercio con China y otro con Estados Unidos. Por todo lo antedicho es que no se vería nada extraña una salida de Brasil del Mercosur, a pesar de las enormes y desagradables implicancias que pudiera tener esto para la Argentina. En cualquier caso vamos al punto; en línea con lo antedicho el Presidente Bolsonaro, autorizó hace 10 días la compra de 750.000 tns de Trigo extra-Mercosur sin el arancel del 10% que le correspondería pagar por ser socio de este bloque comercial. Sin dudas los favorecidos por esto serán Estados Unidos, Rusia y Canadá, los grandes exportadores globales del cereal.

Desde Argentina…

El presidente electo no buscó acercar posiciones con Bolsonaro, más bien todo lo contrario, y en el medio de este entuerto el bendito TRIGO 19-20 sigue siendo rehén de toda esta historia. Antes de entrar en la actualidad vale recordar en el cuadro siguiente los destinos de nuestras exportaciones de Trigo durante el 2018, con el detalle de sus participaciones. Hemos vendido Trigo en ese año a 33 países, de los cuales los primeros 15 implican algo más del 90%; y sólo Brasil representó casi el 50%.

Ahora conectemos esta situación con la condición local de nuestro cereal de invierno. Al jueves de la semana pasada, teníamos, según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires algo más del 13% del área ya cosechada y con pronósticos reservados. Hay importantes zonas productivas como el Oeste y Sudeste de Buenos Aires que ya muestran mermas de producción que no tienen vuelta atrás, motivo por el cual la fuente volvió a reducir la producción estimada hasta las 18,30 Millones de toneladas, y aún no sabemos si este será el último recorte.

Mientras tanto, desde lo comercial, los Exportadores ya han comprado casi 8 Millones de toneladas, valor superior a las Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior, es decir que; de momento están tranquilos.

Recuerden que nuestro consumo interno suele ser de 6 Millones de toneladas por año, motivo por el cual quedarían algo más de 4 Millones de tons. para ser compradas por la exportación durante todo el 2020.

Hecha esta descripción recordemos que en el medio de la cosecha tendremos la asunción del Presidente electo Alberto Fernández, quien ya ha manifestado su intención o “necesidad” de incrementar Derechos de Exportación para defender sus ingresos fiscales.

CONCLUSIÓN: Hay motivos más que sobrados para cubrir todas las toneladas que sean posibles utilizando todas las herramientas que tenemos a mano.

1) VENTAS DISPONIBLES DE LO COSECHADO O VENTAS FORWARD DICIEMBRE 19 (U$D 170/tn).

2) VENTAS SOBRE POSICIONES MÁS LARGAS COMO SER MARZO 20 (U$D 175/TN) O JULIO 20 (U$D 180/TN).

Si no nos interesa o no necesitamos vender para comprar insumos, bienes de capital o pagar gastos corrientes se puede comprar “Dólar Bolsa” o, si quisiéramos quedarnos con la mercadería , Comprar PUTs Marzo 20 o Julio 20 y con ellos ponemos pisos.

De ninguna manera queremos tener sobrantes en pesos en un contexto adicionalmente inflacionario, pero se tiene casi la certeza de que viene la tormenta, y no podemos darnos el lujo de no ponernos a resguardo.

GESTIÓN COMERCIAL MÁS QUE NUNCA! NO AÑOREMOS MAÑANA LO QUE TUVIMOS AYER.

El autor es Analista y Consultor Independiente.

Ing. Hernán Fernández Martínez| Docente de Agroeducación


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


TOP