Si el Fake News ya no vende, ¿se comprará el “FACT”?

Celina Mesquida – RJO’Brien| INFORME ESPECIAL PARA AGROEDUCACIÓN
El mercado se apodera de nada realmente constructivo y se presenta inmune ante cualquier tipo de noticia referida a la reunión en el G20, como así también a las amenazas de Trump con respecto a la aplicación de más aranceles a productos Chinos.


Fundamentalmente, el mercado quiere creer que la producción de USA se podría reducir en algo por el atraso en la cosecha, aunque recordemos que ese dato podría llegar, pero en enero, ya que el USDA no acostumbra a modificar aspectos de producción en el reporte de diciembre. Sudamérica por su parte, se perfila con muy buenas proyecciones, Brasil aumenta sus ideas de producción cada semana, y la suma de todos los países del Sur podría ubicarse cerca de 200 mill de t de soja. Con ese pronóstico no parece muy relevante que el 5% de los cultivos aún queden por cosechar debajo de la nieve del Midwest.

Además, las importaciones chinas de soja para diciembre podrían disminuir a 6 desde las 9,6 mill de t importados en diciembre de 2017, debido a las altas reservas portuarias y al brote de Gripe Porcina. Se especula que las existencias en los puertos de China de soja son de 7,5 mill de t, y este valor es el más alto en más de una década para esta época del año. Sin mencionar que las reservas de harina de soja también son las más altas en años. Esto último ayuda a explicar por qué los valores de la harina de soja en Dalian se desmoronado durante las últimas sesiones. Otros creen que la baja en los precios de la harina en China muestra ideas de un posible acuerdo comercial entre USA y China.

Un acuerdo comercial de cualquier tipo no parece ofrecer el mejor de los mundos en materia de bases para Sudamérica en los productos del complejo sojero, como tampoco podríamos esperar excelentes márgenes de molienda si las bases de los subproductos no acompañan y la oferta es abundante, pero el agricultor luego no la vende. El rango festivo de la soja lo podríamos dejar entre 844 y 906. La harina de soja coquetea con tocar los 300 dólares y desafiar el rango 300-292.

El maíz sigue encontrando un apoyo decente por parte del usuario final, sin embargo, no se observa que estén dispuestos a perseguir las compras en este momento. La venta de los agricultores se ha recuperado un poco debido a que deben vender para pagar el almacenamiento. Los márgenes del etanol siguen en rojo y continuamos observando más maíz que el esperado en el mercado de exportación de Sudamérica y el Mar Negro.

En trigo, debemos admitir que estamos un poco sorprendidos que no se haya el corrido el mercado con el problema entre Rusia / Ucrania, ya que parece que la situación puede tener un largo desencadenamiento. Recordemos que cuando el problema de Crimea se disparó en 2014, el precio del trigo se incrementó en más de $ 1, pero lo más destacado fue que esas ganancias no se mantuvieron y nos vinimos abajo rápidamente. La conclusión es que creemos que hay mejores mercados para vender en este momento que el trigo.

@Celimesquida – RJO’Brien| Docente de Agroeducación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


TOP