Pelea, ultimátum, distinción, prórroga, y repita el ciclo

Celina Mesquida – RJO’Brien | INFORME ESPECIAL PARA AGROEDUCACIÓN

El rumor sobre la presencia de fiebre porcina asiática en Canadá enfatizó el golpe que evidenciaron los futuros agrícolas al comienzo de la semana corta de Chicago.


Si bien muchos funcionarios en Canadá luego desmintieron el hecho, el mercado siempre pega primero y pregunta después.

Por otro lado, las inspecciones de exportación no fueron grandes, y el hecho que USA no está participando del negocio de maíz ni de trigo en el mundo y que China coquetee con seguir comprando soja en Sudamérica, no ayuda a que los precios se sostengan.

El mercado también parece estar cansado de todos los problemas comerciales entre USA y China, ya que la espera a un acuerdo parece ser nuevamente un anhelo. Las posibilidades sobre un acuerdo o no, son infinitas y frente a ello los escenarios posibles de movimientos en los precios. Hasta que el arancel del 25% a la soja de USA no se derribe, la soja sudamericana será más competitiva y a pesar de que Brasil haya bajado su potencial producción en alrededor de 5 mill de t, lo cierto es que Sudamérica en su conjunto producirá más soja que el año pasado, y China consume menos que el anterior.

Nuevamente la película fundamental para USA no es positiva, la proyección de exportaciones tendrá todo tipo de problemas para poder cumplir con sus números al día.

El viernes el USDA dará a conocer los números que arrojará la conferencia del Outlook con las hojas de balance completas sobre las futuras campañas. El dato del área será el número que el mercado mirará rápidamente y la reacción dará su veredicto. Lo cierto es que se espera una mínima reducción de 2.5 a 3 millones de acres de soja y eso hace demasiado poco para cambiar la hoja de balance abultadísima de stocks que le quedaría para la soja en USA para la próxima campaña.

China continúa dejando al mundo paralizado de decisiones, los grandes carries no invitan a comprar en diferido, y el miedo a una caída abrupta por una honestidad brutal de stocks tampoco permite comprar en cantidades interesantes en el corto plazo. Por el contrario, las ventas se realizan con mucho cuidado, ya que ante a un acuerdo de China y USA los algoritmos pueden jugar una mala pasada. El mercado no encuentra volatilidad, la conformidad de que nadie esté haciendo nada alivia, pero la realidad es que ese es un consuelo de muchos. El mercado continúa en movimiento, más veces que menos hay arbitrajes para ubicar, estudiar y tradear.

Celina Mesquida – RJO’Brien | Docente de Agroeducación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


TOP