Maíz para rato

Emiliano Piccardo – Intagro S.A.  | ESPECIAL PARA AGROEDUCACIÓN

La campaña de maíz 18/19 según la Bolsa de cereales de Buenos Aires cuenta con una actual proyección de 48 millones de toneladas y con rindes promedios de 94,1 qq x ha. El avance de cosecha ya se encuentra con el 39,3 % de las 6.000.000 de hectáreas ya sembradas.


Dicho esto, sumado a la zafriña de Brasil y con un marco de precios disponibles rondando los U$S 157, no caben dudas que es una situación tentadora para desprenderse de mercadería sin ánimos de depreciarla.
Asimismo, no hay que dejar de lado el marco internacional.

En su informe semanal, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) reveló el avance de la siembra de maíz con un 58% del área prevista, por debajo del 90% vigente un año atrás y del 63% previsto por el mercado.
El clima y los excesos hídricos siguen generando estragos. Tal es así, que las labores de siembra de maíz en suelo norteamericano está llegando a su fecha límite . Lo implantado dentro de esta fecha provocará una disminución en los potenciales de rendimiento.

Hay que seguir de cerca la evolución de las condiciones climáticas en el cinturón maicero norteamericano y su impacto en el avance de los cultivos.

VAYAMOS DIRECTO A LOS PRECIOS.
Durante el mes de mayo y principios del mes de junio, a nivel local, la posición julio de maíz en el matba, experimentó variaciones de precios con máximos alcanzando U$S 150,2 y mínimos en U$S 125.
En el siguiente gráfico podemos observar las oscilaciones por las que transitó el maíz julio durante campañas anteriores:

15/16: cosecha de 30 millones de toneladas. Rindes promedios en 81,2 qq/ha.
16/17: cosecha de 39 millones de toneladas. Rindes promedios en 80,2 qq/ha.
17/18: cosecha de 31 millones de toneladas. Rindes promedios en 60,1 qq/ha
18/19: proyección de 48 millones de toneladas. Rindes promedios de 94,1 qq/ha.

Siempre hay que tener presente la abundancia de un maíz como es el de segunda y no dejar pasar oportunidades de venta ante precios seductores.

TASAS.
Lo importante es prestar atención en los pases a la hora de tomar decisiones:

ESTRATEGIAS.
Con este escenario consideraría la posibilidad de vender en el mercado disponible a U$S 157, adicionando la compra futura de un maíz matba posicionado en diciembre a valores de U$S 151, para cubrir eventuales subas. De esta manera, obtendría una ganancia de U$S 7 por tonelada para colocar en dólares a una tasa aproximada del 4% durante el período de 6 meses.

Por otro lado, con la mercadería de segunda que no tiene precio, procedería vendiendo maíz julio en valores de U$S 145 (exportación), junto con la compra de call maíz diciembre con un precio de ejercicio en U$S 170, pagando una prima de U$S 3,4. De esta manera le estaría poniendo un piso al valor de mi mercadería, vendiendo en el mes de julio por U$S 141,6 (valor neto de costos) junto con la compra de una opción call, que me va a permitir captar una suba en el mercado.

Como alternativa podemos optar por una cobertura en el mercado de Chicago. Compra de una opción call de maíz en el mes de diciembre, con un precio de ejercicio en U$S 208,65 pagando una prima de U$S 4,53. El valor del futuro en la posición diciembre cotiza en U$S 172,04. El impacto que puede llegar a tener la disminución en la producción norteamericana, se podría convalidar por opciones dentro de un mismo mercado.

En síntesis, debemos seguir de cerca la evolución de los precios locales en el mercado disponible, acompañar la posición julio en el matba para el maíz tardío, los diferenciales de pases y estar alerta a la evolución del clima norteamericano y su consecuente incidencia en el atraso del aréa sembrada.

 Emiliano Piccardo – Intagro S.A.| Docente de Agroeducacion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


TOP