Domingo 11 de Junio de 2017

Ahora hay que bajar impuestos

Por

Salvador Di Stefano, AgroEducacion

El Banco Central república argentina comienza a poner la casa en orden. La inflación bajo al 1,3% mensual, la tasa comenzaría a bajar y el stock de lebac va a disminuir.

La inflación comienza a bajar: La inflación anualizada se ubica en el 24% anual tomando los últimos 12 meses, sin embargo, si nos proyectamos a 12 meses vista la inflación rondaría el 17% anual. Hasta ahora la baja de inflación fue dolorosa para la economía real, se llegó a este resultado gracias a una alta tasa de interés, y a una recesión económica que impacta en la vida de los argentinos. El gran desafío es que esta metodología cambie, y que la baja de inflación genere mayor actividad económica y empleo.

La tasa comenzaría a bajar: La tasa de interés que pagan las letras del Banco Central se ubican en el 25,5% anual, hoy estaría 1,5% por encima de la inflación pasada, y 8,5% por arriba de la inflación esperada a 12 meses. No tiene sentido tener una tasa de interés tan positiva. Como mínimo la tasa debería bajar a niveles del 24% anual, para terminar a fin de año en el 20% anual.

El stock de lebac va a disminuir: El gobierno estaría negociando con las compañías aseguradoras que no renueven lebac, cuya tenencia ascendería a unos $ 250.000 millones, y compren un bono en pesos a 3 años del Estado Nacional que paga la tasa de corto plazo del Banco Central que hoy se ubica en el 26,75% anual. Lo bueno es que se descomprimen los vencimientos futuros de lebac, y se desinfla la burbuja que se estaba armando. Lo malo, es recurrir a prácticas de intervención en los patrones de inversión de las entidades aseguradoras. Lo criticábamos con el gobierno anterior, y hacemos lo mismo ahora.

Con este escenario de tasas de interés tan positivas contra la inflación será muy difícil que el dólar sea una alternativa válida de inversión. Con la liquidación de dólares de la exportación, la probable llegada de U$S 20.000 millones en concepto de nueva deuda, y más certidumbre que llega de Brasil, todos los caminos conducen a tener un tipo de cambio mucho más tranquilo.

No hay en el escenario económico posibilidades de una crisis internacional, los países del mundo crecen en promedio el 2,2% anual según datos de la OCDE. No hay en el horizonte posibilidades de mayor inflación, el petróleo sobra en el mundo, al igual que las materias primas agrícolas, y las ligadas a consumo. Sin un escenario de inflación y con crecimiento moderado, no hay posibilidades de crisis internacional, salvo un cisne negro que podría ser una guerra, atentados terroristas o hechos incontrolables que no podemos manejar anticipadamente.

 

Inversiones

. - Todos los caminos conducen a los pesos. Las tasas de interés de las lebac son muy positivas. El Boncer 2021 es un bono en pesos que ajusta por inflación y renta el 3% anual. La salida del nuevo bono es muy atractiva. La Argentina va armando un mercado de capitales muy ligado a los pesos, y esto es una muy buena noticia para el país.

. - Los inversores siguen acopiando dólar billete, y siguen perdiendo dinero. La baja de tasa de interés hace que los valores de los activos tiendan a la suba. Por eso creemos que es mejor tener activos en este escenario.

. - Entre los activos financieros recomendamos acciones y bonos (ver informes privados). Argentina puede bajar la tasa de riesgo país. Si el oficialismo gana las elecciones los bonos en dólares y en pesos se apreciarán, y generarán grandes utilidades.

. - Los activos reales subirán de precio si la tasa de inflación e interés sigue a la baja. Las propiedades mostraran precios a la suba en la medida que el crédito hipotecario se convierta en polea de transmisión de las operaciones en el mercado. Las propiedades serán un buen negocio por su apreciación de valor en el mercado, mientras que la renta será baja, porque el precio del alquiler está ligado al salario del trabajador.

 
Conclusión

El gobierno definió un escenario de tipo de cambio bajo, descenso en la tasa de inflación y tasa de interés positiva (más alta que la inflación). La consecuencia es una economía en donde los negocios cierran con capital propio, en escala y mucho más esfuerzo. Ahora llega el tiempo de la bajar los impuestos, el sector privado sigue haciendo esfuerzos para capear la crisis, es el turno de que el Estado diga presente y haga el ajuste que hacen la mayoría de los argentinos.

Compartir con tus amigos:

MÁS NOVEDADES

Teléfonos: (0341) - 5271200

Email: info@agroeducacion.com